miércoles, 12 de julio de 2017

VIAJE AL FUTURO DE UN PERIODISTA

Hay personas que tienen claro desde siempre lo que quieren ser. Y hoy traigo un ejemplo: mi sobrino Luis de catorce años, desde niño ha dicho que quiere ser periodista y escritor. Para quien se pasee de vez en cuando por este blog, sabrá que es mi Monterito, el más joven. Es un chico con facilidad de palabra, imaginación y que ya tiene experiencia como tertuliano televisivo en el programa "Punto pelota". 

Marco Aurelio dijo: "Encaríñate con tu oficio por pequeño que sea y descansa en él". Añado: Y deseo contribuir a ello, y a que acumules experiencias humanas y narrativas.
Le propuse hacer la primera entrevista de su vida. Y aceptó encantado. Le di carta blanca, me gustan las sorpresas, y a partir del siguiente renglón es él quien escribe.
                                         -----------

Me  propuso hacer esta entrevista y a mi pareció genial (por algo se empieza). 


Sonia ¿Por qué creaste un blog?

La primera razón fue para dar a conocer mi libro "Viaje al ayer" en su primitiva edición como "Un mediador inesperado". Luego vi que era también una manera de comunicarme con los lectores. Es un chute de adrenalina y un estímulo para la creatividad pensar en que voy a escribir.


¿Qué es lo más importante para ti, para poder crear un blog con éxito?

El éxito está bien, pero no es lo principal. Quiero que llegue al lector, a su cabeza y a sus emociones.

¿Qué te motiva a postear cada mes?


Busco comunicarme con el lector, el entretenimiento en dos direcciones y cercanía. Mostrar quién soy, quién está detrás de mis libros y qué me rodea.


¿Cuál es el post que más te ha gustado escribir?


Todos los que me han provocado intensas emociones: el que dediqué a tu abuelo Luis, mi padre; a tu bisabuela Josefina; y a vosotros: tu hermano y tú. También los dedicados a Almendralejo: mi hogar, mis pies no están allí, pero si mi corazón. 


¿Qué te impulsó a escribir tus libros?

Dos cosas fundamentalmente: el deseo de evadirme, y la necesidad de contar historias.

¿En qué te inspiraste?

De los publicados, "Viaje al ayer" en mis deseos de haber viajado en el tiempo, fue una manera de hacerlo.  Y en "Lugaria" el germen fue el armario marrón donde tu bisabuelo Vicente guardaba sus dietarios. No sé nunca de donde van a salir las inspiraciones, ellas me sorprenden a mi, y yo les doy vida.

¿Han tenido el éxito que pretendías que tuviesen?

Sí, no en número de ventas, que son mejorables. Pero sí en haber llegado a muchos lectores como me han contado, que les ha gustado, se han emocionado, se han sentido identificados o simplemente  han pasado horas agradables. Ese es el éxito que busco.

Ha estado muy bien porque yo también he aprendido cosas de mi tía, y ha sido una buena experiencia.


Luis Montero Fernández-Peña

El futuro periodista preparando la entrevista


domingo, 23 de abril de 2017

MOMENTO ESTELAR: ENTREVISTA A STEFAN ZWEIG


Zweig murió en Persépolis el 22 de febrero de 1942 y yo nací unos veinticinco años más tarde. El espacio- tiempo no existe, las leyes de la física son temporalmente reversibles, lo que significa que los mismos efectos ocurren, no obstante, si el tiempo corre hacia adelante o hacia atrás. Así que según esto... Zweig y yo nos hemos encontrado en algún lugar del tiempo, y le he entrevistado.

Mi escritor favorito tiene el pelo aún oscuro, peinado por una pulcra raya, los ojos grandes y oscuros. Su mirada es penetrante y melancólica. Me observa a través de unas lentes livianas y redondas. El bigotillo me recuerda al de Hitler. Viste de forma muy correcta, con traje oscuro y la corbata bien anudada.

Si le parece señor Zweig empezaremos por el final. Usted se suicidó en 1942 junto a su mujer Lotte en Brasil, convencido de que los nazis dominarían el mundo.  Setenta y cinco años después ¿Cómo ve su muerte?

-Mis valores sociales se rompieron y me sentía desorientado; hoy sé que mi muerte se podría- con estos rasgos- definir como un suicidio anómico. Yo era ciclotímico, padecí un fuerte episodio de depresión profunda. Ich habe meine schwarze leber (tengo el hígado negro), a la que debo añadir el consumo de numerosos hipnóticos para combatir el insomnio.  Mi mujer, además, padecía una enfermedad incurable, es decir que hubiera muerto no mucho más tarde, dejándome sólo. Europa, mi hogar espiritual, estaba destruido, por tanto en  esas variadas y trágicas circunstancias mi desolación e impaciencia me hicieron marchar antes de tiempo.

Usted conoció España, mi país y su literatura. Deme una pincelada.

- Sí, viajé a Sevilla siendo joven. Las personas me parecieron de sangre muy viva, mi primera impresión fue la de estar en un lugar familiar, es una ciudad gemela con Salzburgo, ambas tienen una energía poética, que hace que lo provinciano se convierta en algo placido y seductor. Después  del ascetismo del norte y la pesada sombra de El Escorial, Andalucía me fascinó. En literatura lo hizo  "La malquerida" de Jacinto Benavente, me encantó su intensidad dramática.

Nació bajo el imperio austrohúngaro, en una de sus etapas más brillantes, bajo el reinado de los emperadores Francisco José y Sissi, que sin embargo marchaban   a ritmo de un fatal vals que acabó en la Primera Guerra Mundial. ¿Qué podría contarnos de su infancia, de esa Viena brillante y de la imperial pareja?

- Nací en en un imperio grande y poderoso, en una familia a la que no faltó comodidades, mi padre era un rico fabricante textil  y mi madre pertenecía a una familia de banqueros. Conocí  a los grandes intelectuales de la época y mantuve conocimiento o amistad con Freud, Rodin, Rilke,  Thomas Mann, Einstein etc y especialmente con Roth. Antes de la descomposición del imperio surgieron numerosos pensadores, escritores, historiadores, cineastas etc. de todos los rincones, pues debemos incluir territorios, además de Hungria; Bohemía, Galitzia o Rumania, que hicieron que fuese un fantástico y rico puzzle multilinguistico y multiétnico. Muchas veces nos reuníamos para charlar y discutir en el Café Central de Viena. Fue inconmensurable el papel de la burguesía  con su contribución y protección de la cultura.
Respecto a los emperadores, Sissi fue asesinada cuando yo era un adolescente de 17 años y en sus últimos años no era posible verla, pues en sus paseos siempre ocultaba su famoso y bello  rostro con velos o un abanico. Puedo entender su estado anímico especialmente después de la trágica muerte de su único hijo varón y heredero, el archiduque Rodolfo. Algún día la historia contará el suicidio del joven príncipe y su amante tal y como fue.

Su literatura es muy extensa, novelista, poeta, ensayista, articulista etc. Sería muy prolijo detenernos en una obra u obras, pero le pediría que me dijera algo personal de su escritura.

-Hay un rasgo característico en mi manera de pensar y por tanto de escribir. Mis personajes son los vencidos, nunca tomo partido a favor del "héroe". Es una extraña atracción. Yo mismo fui uno de ellos. Sin conocer las técnicas psicoanalíticas, mi amigo Freud decía que las utilizaba literariamente de forma perfecta. En las narraciones cortas, me atrae aquel que sucumbe al destino.

Y por último no sé si tiene usted sentido del humor. Descúbramelo.

- Lease  "El comediante transformado", en el hago gala de auténtico sentido del humor. Pero entiéndame, cuando escribía piezas teatrales, sucedía la fatalidad de que el director o actores caían enfermos o morían repentinamente, así que me retraí por miedo de atraer la desgracia. Usted ¿No hubiera hecho lo mismo?.

Gracias Stefan Zweig por proporcionarme brillantes ratos de lectura, que comenzaron en aquella biblioteca de Almendralejo con "La piedad peligrosa" y que yo diría que empezó una atracción sin ningún peligro, que hoy continúa...



martes, 21 de marzo de 2017

XII RUTA LITERARIA DEL ROMANTICISMO

¿Es posible viajar al pasado?

En Almendralejo, sí. Concretamente a dos siglos atrás, al XIX. A la época literaria del Romanticismo. Dos de sus grandes personajes vieron la luz allí: José de Espronceda y Carolina Coronado.

¿Cómo?

Participando en una singular fiesta, que este año verá su XII edición, doce, como las letras de Almendralejo,  doce, como las letras del Romanticismo.

¿Cuándo?

Los próximos días 2,3 y 4 de Junio.

¿Qué veréis?

Poesía, historia, teatro y cultura.
En el pasacalles se pueden ver diferentes representaciones y recreaciones históricas. Disfrutareis de una noche de ánimas, que es una teatralización del poema "Reo de muerte" de José de Espronceda. Tendrá lugar la noche del viernes y estará a cargo de la compañía de teatro "La diosa cómica".
Podréis presenciar un emocionante duelo. El domingo por la mañana en el bello parque de la Piedad tiene lugar esta escenificación del duelo a pistolas entre el líder de la insurgencia contra las tropas napoleónicas, Gustavo Expósito y el marqués afrancesado, Don Rodrigo Narvaez. Hay también una pasarela romántica, cortejo que desfila por las calles del centro, el sábado.  El cierre es con un baile de época en "El Obrero Extremeño" y muchas más actividades, que sin duda conseguirán  que reviváis el pasado.

¿Se puede participar?

¡Claro! los visitantes, si lo deseáis, podéis lucir los corsés. miriñaques, casacas, levitas etc al igual que hacen los almendralejenses.  Los trajes están en el ayuntamiento a disposición de las asociaciones y luego de quién lo solicite. También podéis comprar o alquilar los trajes en María de Melo Collection: Contacto: 615099521. info@mariademelo.com


Foto: Ana Isabel Campos González

Todas estas actividades son posibles gracias al trabajo del Ayuntamiento de Almendralejo y en concreto a la Concejalía de Cultura a cuyo cargo queda la organización y dirección de la Ruta. Otra parte  corre a cargo de José María Romero quién unifica rutas treatalizadas de diferentes asociaciones.
También gracias al esfuerzo y entusiasmo de las siguientes asociaciones: Pura Cepa, Ventana literaria, Amas de casa, A.C.F. Tierra de Barros, Abasal, Ampa del colegio San Roque, los chicos baile de salón y el club de mayores activos. 
En este enlace podréis ver el vídeo sobre la Ruta presentado en Fitur por el Ayuntamiento de Almendralejo.


El ayuntamiento de Almendralejo ha realizado una solicitud de petición para que este evento cultural sea declarado Fiesta de Interés Turístico Regional. Los requisitos para la obtención de dicho reconocimiento son la originalidad en la celebración, que sin duda se consiguen con esas trabajadas recreaciones del tiempo romántico en diversos ámbitos;  que posean valor cultural, en este caso tenemos representaciones que entre otras, nos llevan directos al recuerdo y la obra de dos mitos del Romanticismo, conocidos por todos: Espronceda y Coronado.  Asimismo se pide  una antigüedad de 10 años y ésta será la XII edición, que tiene una periodicidad anual; y por último que sea capaz de atraer visitantes de fuera de Extremadura. El pasado año 2016 entre enero y octubre nuestra región recibió un millón y medio de viajeros, que supuso un aumento del 5,7%. Tenemos por tanto sólidos motivos, que sin duda enriquecerían a nuestra Ciudad y a sus visitantes.

Estáis todos invitados a viajar al Romanticismo. Almendralejo os espera con ilusión, dedicación y dispuestos a que hagáis un sorprendente e inolvidable viaje al pasado.

En la Oficina de Turismo, encontraréis la información que necesitéis para vuestro viaje.

Dirección: Plaza de la Iglesia, 16. 06200 Almendralejo. Badajoz.
Tfno: (00 34) 924 666 967
Fax:   (00 34) 924 667 557
turismo@almendralejo.es
turismo1@almendralejo.es

¡Os deseo una feliz estancia en la XII Ruta Literaria del Romanticismo!

sábado, 4 de febrero de 2017

LUGARIA EN ALMENDRALEJO

El reloj de nuestra torre de los Almendros marcaba las 20.30 cuando, a pocos metros de allí, estábamos todos reunidos en el Centro Cívico. Mi novela "Lugaria"(www.libritienda.com) ya tenía fin, y había llegado el tan esperado encuentro para mí. Entre lectores y novelista, sobre todo entre mis amigos y yo. Mis paisanos venían armados con las cualidades que dice el académico Manuel Pellecin Lancharro, que tienen: la alegría de espíritu y cuerpo, que me transmitieron en todo momento; su constante sentido del humor, hubo muchas y divertidas risas; su generosidad incluso abrumadora, con su presencia en esa fría noche; y su delicadeza de espíritu, siempre presente en sus afables modos y maneras. 

Abrió el acto nuestra concejala de Cultura Lola Lázaro, que me presentó cariñosamente y defendió muy bien su trabajo a favor de la cultura en nuestra ciudad. Gracias, Lola, te agradezco la pasión que pones en tu tarea.
Luego le tocó el turno a Manuel Rodrigo Asensio, Presidente de la Congregación de Luises ¡Ay Manuel! cuanto agradezco sus desvelos,  él es uno de  los mejores exponentes de la Cordialidad de la que hace gala Almendralejo. Su buen hacer hizo que saliera todo redondo.  Su cara contenta me llegaba al corazón. Habló con cariño de mi familia, cosa que agradecí, pues a su vez pude hacer un sincero agradecimiento a aquellos, que con su trabajo en las Bodegas fundadas por mi bisabuelo, hicieron posible  esos años de enorme productividad con su esfuerzo.
Destacó  frases de mi novela, que hacían un recorrido por el tiempo. Su mujer Mari Carmen, experta en caldereta, me entregó después un precioso ramo de flores. Gracias a los dos.
Después habló Ricardo,  que  junto con Manuel, la dedicación de ambos hizo posible el éxito del acto. Nuestro profesor   conoce y relata  con maestría las historias añejas, íntimas y costumbristas de nuestra ciudad. Le agradezco también el recuerdo a mi familia y sus embotellados  Hizo un magnífico repaso, a veces con su fino sentido del humor, a vuela pluma de la portada; desgranó personajes y argumento, de forma concisa, sin desvelar nada, pero de una manera que resultaba atrayente para el futuro lector. Gracias Ricardo.

En mi turno, lo que me apetece contar es lo que veía desde arriba. Cuando hablo, confieso que tengo que leer, porque pierdo el hilo cuando me emociono viendo gente  a la que hace tiempo que no veo. Caras de  amigos. sonrientes, a veces emocionados, gestos cálidos, mis incombustibles compañeras de colegio, sus padres, los amigos de mi entrañable infancia en el pueblo, conocidos del paisaje de mi vida allí, amigos de mis padres, profesores, poetas y compañeros de letras, personajes  de la activa vida cultural de Almendralejo, familia y amigos de los que me acompañaban, amigos nuevos. Todos formaban un emocionante mosaico que mis ojos y mi corazón registraban a cámara lenta.

Para finalizar, como broche de oro, el cantautor Victor Asuar de forma generosa y  voz extraordinaria, cantó tres canciones. La primera, un poema de José María Lorite "Emigrante extremeño", de la que reproduzco un extracto. La canción "Refugiados en el país de nunca jamás". Y la tercera "A las ocho de la noche".

Que tu cuerpo, no se doble
para besar el asfalto, 
que no hay corazón más alto
ni más puro, ni más noble.
Escucha esa voz de roble
que hace mella en tu costado
no es una voz del pasado
es esa voz de tus sueños
que grita al mundo
¡Extremeño!
¡La espiga ha resucitado!

Cerró el acto nuestro alcalde, que con su simpatía habitual me deseó suerte y al que agradezco enormemente que nos acompañara en esta presentación.

 Dª.Lola Lázaro ,D. Manuel Rodrigo Asensio, yo, D. Ricardo Quintana D. José García Lobato (alcalde de Almendralejo) Foto: GP

Nuestro ángel Pablo Asensio con su madre. ¡Por fin nos conocimos! Precioso momento.

Todos lo que nos acompañaron  Foto: GP
 El cantautor Victor Asuar durante su interpretación musical. Foto: GP
Una parte muy importante de la vida  de una novela: mis amigos los libreros.
Mosaico de buenos momentos

Mis chicas del 66 del Santo Ángel.  Foto: GP
Mi beso màs gordo para un gran fotógrafo: Antonio Martínez-Carande Cue. Gracias por tu incansable labor al pie del cañon todo el acto. ¡Eres grande!
Con Guillermo Plano. Mi agradecimiento a la magnífica labor fotográfica en este acto. Gracias por tu amistad y tu  enorme profesionalidad.

Termino, como dije aquella noche, con la esperanza y la ilusión de que mi libro en vuestras manos, se conviertan en unas horas de agradable compañía. De nuevo: GRACIAS ALMENDRALEJO.

viernes, 16 de diciembre de 2016

LUGARIA

¿Qué cara se le queda a un escritor cuando ve un libro suyo terminado por primera vez? Yo no lo he visto nunca, pero os puedo contar la mía. Abro, como unos Reyes adelantados, la caja, que me envía la editorial con  libros y leo: "Lugaria", mi rostro dibuja muchos gestos. De incredulidad: ¿Todo un año de escritura está ahí contenido? De curiosidad: miro la portada, contraportada, mi foto (Gracias María), estoy contenta con el resultado. Finalmente me quedo sorprendida de leer que se terminó de imprimir el día de San Juan de la Cruz, maravilloso poeta místico del renacimiento español y patrón de los mismos. Justo ahora que conozco un entusiasmo por la poesía. Un detalle que me ha hecho feliz.En resumen: mi cara dibuja una sonrisa de dicha.

Ya sabéis que no me gusta destripar los argumentos, porque es, como decía una tía mía escritora, enseñar las raíces de una planta y no es bonito. Pero algo de las "hojas" puedo contar.

En esta novela, todos los personajes son de ficción, nada tienen que ver con mi vida, ni la de mi familia, pero si viven en un mundo real; y como pasa en las obras de todos los novelistas, hay reflejos emocionales de nuestras propias vidas. He plasmado en algunos personajes alguna experiencia o sentimiento que si me pertenece. Especialmente en lo relacionado con las artes. Y os desvelaré algunos.

"Lugaria" editado por Éride ediciones
http://erideediciones.es/14473-2/


En pintura, aparece uno de mis cuadros favoritos: "Almuerzo sobre la hierba" de Manet. Me causa una gran impresión siempre que lo veo, dos veces he tenido esa suerte. Y los personajes... también tuvieron ese placer.
En literatura, hay una referencia a mi admirado Stefan Zweig. Una de sus novelas, es comentada por los protagonistas. 
Algunos nombres no son casualidad, en especial los femeninos han sido fruto de mis lecturas adolescentes. Natalie, personaje secundario, se llama así por el personaje del escritor  norteamericano Jonh O'Hara y su inolvidable "Desde la terraza".
Emily... Creo que lo adivináis... ¡Sí! Emily Brontë. La inolvidable autora de "Cumbres borrascosas" que vivió en la época victoriana.Periodo que me fascina y del que amenazo con escribir una novela en ese escenario.
En cine y música, hay guiños a la época de mis padres y a mis años juveniles. ¡Cuántas veces ponía el pinchadiscos de "Tartufo" la canción de Los Secretos "Déjame"1...que escuchan en un momento dado mis personajes.

¿De dónde salen las ideas para escribir una novela? los escritores cuentan que de una frase, una canción, una idea, una imagen, una pintura... el germen a veces es insospechado. Y esta novela no pudo tener un comienzo más divertido... salió de un armario marrón y empotrado de la casa de mi madre. Pero no os cuento más, eso lo haré en las presentaciones. La primera será en  Almendralejo en enero y en Madrid y Valencia en febrero. Os avisaré para hablaros del armario y su magia.

De los que viven en  esta obra de ficción; cómo son, sus devenires, que sienten, por donde pasean... eso ya son descubrimientos que os corresponden a vosotros lectores. Se abre la página:... empieza "Lugaria".
www.libritienda.com

jueves, 1 de diciembre de 2016

¡ES IRENE VILLA!


Conocí a Irene, hace pocos días de forma casual. Yo había acudido al Rastrillo de Nuevo Futuro para firmar ejemplares de mi libro "Viaje al ayer". Mi agradecimiento a mi amiga María LP por sus facilidades para esta firma.
De pronto la vi llegar,  también venía a firmar sus libros. Me puse contentísima de mi buena suerte, me hacía mucha ilusión conocerla. Irene, se acercó a saludarme con una gran sonrisa,  y es que sonríe de forma esplendorosa,  tienes la sensación de que todo el año es Navidad. Es natural y cercana, me enseña fotos de sus hijos, el pequeño tiene tres meses y es una adorable bolita. Me cuenta algo divertido: por la calle es habitual que le digan: ¡Es Irene Villa! y  un día al entrar en su casa, su hijo de cuatro años exclamó: ¡es Irene Villa! a lo que ella contestó: ¡Soy mamá! Me reí muchísimo con la anécdota.

La reina Sofía, que esa mañana visitó el Rastrillo, se acercó a nuestro stand y saludó cariñosamente a Irene, se conocen desde hace mucho tiempo y el afecto entre ambas es palpable.

Observo que todo el mundo la mira, quiere hacerse fotos con ella, (¡Incluida yo!) se acerca, le hablan... Ella, encantadora atiende a todos de forma simpática y amable. Y firmó un montón de libros, Irene estaba feliz de poner su granito de arena para los niños de Nuevo Futuro.

Se me ocurrió la idea de hacerle una entrevista para este blog, con el deseo  de que vosotros también disfrutéis, como yo lo hice ese rato que pasé con ella. Me dijo un sí, sin dudar. Se lo agradezco de corazón. 

Con Irene en el Rastrillo

La primera pregunta, Irene, es algo por lo que te tengo especial admiración. En tu vida has desechado totalmente el odio y el rencor. Simplemente no existen ni en tu alma, ni en tu vida. Elegiste el lado luminoso.

-¿Qué les dirías a las personas ahogadas, por un motivo u otro en el odio o rencor?

Que ese sufrimiento en el viven a causa de esas emociones tan dañinas, solo lo sufren ellas, a quienes les han hecho daño, no les llega nada de ese odio, al revés, se alegran de haber conseguido contagiarles odio, porque quién está mal, quiere que todo el mundo lo esté. Yo no permití que además de robarnos partes del cuerpo, se quedaran con mi alegría y mi paz interior también. No les iba a conceder tal privilegio.


Eres periodista, escritora, conferenciante, psicóloga, esquiadora paralímpica, tienes una fundación,  y eres esposa y madre. No me cabe duda que el papel que más te gusta es el de madre, Te delatan esas caras de felicidad mirando a tus niños. ¡Y solo tienes treinta y ocho años! ¡Y millones de cosas por hacer!

-¿Qué proyectos o actividades te harían ilusión poder hacer en los próximos años?

La verdad es que he cumplido tantos sueños, que ahora lo que quiero es facilitar a otras personas a cumplir los suyos, con la fundación hacemos que otras personas con cualquier tipo de discapacidad puedan trabajar, hacer deporte,realizarse para tener más felicidad en sus vidas. Yo, como dices, con mis tres pequeños ¡no puedo pedir más a la vida!. Seguiré escribiendo y compartiendo emociones y experiencias.


Y hablemos un poco de libros, tienes cinco  en el mercado. El último, una novela " Como el sol para las flores" Judith, la protagonista trabaja con niños de acogida en riesgo de exclusión. El libro aborda una temática dura y nació de una experiencia personal tuya en Mallorca, como cuentas en el libro. Te imagino escribiendo cuentos para niños,

-Dime ¿Cómo imaginas a un niño protagonista de un cuento tuyo? 

¡No lo descarto! De hecho queremos hacer uno a beneficio de nuestra fundación para acercar la discapacidad a los más pequeños y que todos lo vean como los míos: como una circunstancia más, pero que no te limita si tu no quieres y mucho menos es motivo de marginación. Quizá ese niño iría en silla de ruedas, pero eso sí, lo que no puede faltar es la sonrisa eterna, porque: ¡¡es la puerta abierta a todos nuestros sueños!!

Y para terminar, me gustaría hablar de tu fundación, cuya misión es transmitir valores positivos y facilitar la integración de las personas, discapacitadas o no, a través de la formación, deporte y empleo.

Me gustaría que nos contases brevemente alguna historia  que hayas vivido a través de ella y que te haya impresionado o inspirado... y si tiene final feliz ¡mejor! Sé que te gustan las historias que acaban bien y que luchas para ello.

Estamos precisamente inmersos en el proyecto estrella: la Flor Dulce de Navidad, elaborada decorada y empaquetada por personas con discapacidad intelectual y en esos obradores, todos juntos, ha pasado de todo. Desde un tren por todo el gremio de pasteleros bailando la conga con mi marido en cabeza, relaciones de amor, que surgen espontáneamente, hasta lograr puestos de trabajo para ellos en algunos grandes almacenes.

http://www.fundacionirenevilla.org/
Os dejo la web para que conozcáis la Fundación ¡Y para que os pongáis morados del riquísimo bollo de Flor Dulce de Navidad!


¡Gracias Irene! por tu tiempo y tu sonrisa;  y sigue dejándonos esas piedrecitas blancas de sabiduría  y optimismo en el camino, para que te vayamos siguiendo. Además; ¡ahora, tienes tres Pulgarcitos de ayudantes!

¡Gracias a ti! Preciosa entrevista. Ojalá este año se vendan aún más Flores de Navidad, para financiar a estas Fundaciones que colaboran cada año con nosotros, como ALARDE, DOWN MADRID  o DOWN ASTURIAS.

lunes, 7 de noviembre de 2016

LOS PRIMEROS PASOS DE UNA LECTORA

Hay mucha gente que recuerda con precisión su primer beso. Yo no. Se me han quedado en la memoria otros. Uno, dado a la luz de la luna, blanca ella y blanco el lugar; el último que di a mi padre; y el primero a las cabecitas de mis mini Monteritos.

Pero con los libros es distinto. Recuerdo con pasión y exactitud con el que aprendí a leer: era  el "Senda" de Santillana, y mis primeros amigos literarios se llamaban Toni, Moncho y Mina. Me los presentó mi profesor de Almendralejo: Don Félix. Debo tardes inolvidables a mi primer maestro, que con paciencia plantó en mí una semilla para toda la vida.

Senda de la editorial Santillana para primeros lectores. Apareció en 1971


Después llegaron cuentos, que me provocaron toda clase de sensaciones: ¡Qué pena sentí por "La niña de los fósforos" de Hans Christian Andersen!.  ¡Qué aventuras alegres viví con la "Vuelta al mundo en ochenta días" de Julio Verne!.

Luego en la década de mis diez años, mi mundo literario fue invadido por Enid Blyton y sus inolvidables "Cinco" y sus "Torres de Malory," que mis amigas del Santo Ángel me regalaban en mis cumpleaños.

En la siguiente década, ya en la adolescencia, el mejor regalo fue la biblioteca de mis padres, también en Almendralejo. Como en una almoneda convivían enredados libros de mi abuela, de mis padres y en las alturas tomos de química de mi bisabuelo, que confieso fueron los únicos que no toqué. Tenían las tapas negras, eran muy gruesos y estaba muy alto... Los demás, pasaron casi todos por mis manos, de forma que ya he contado en otras ocasiones. Según me sedujera el título: "Sonata de invierno" me parecía   evocador. Así conocí  al Marqués de Bradomín. Don Ramón María, todavía tardé un tiempo en saber quien era. 
A mi abuela le gustaba Agatha Christie y disfrutábamos con sus misterios. Al final de su vida, seguíamos leyendo los mismos libros  El último: "La Abadía de Northanger". No es la mejor obra de Jane Austen. Pero tiene un sitio en mi corazón por ser el último que ella leyó.
Mi gran descubrimiento, en el estante tercero fue un título que me atrajo poderosamente: " La piedad peligrosa" y ya para siempre admiré a Stefan Zweig.
El primer libro con algo de erotismo, corrió a cargo de Alberto Moravia, puedo aún ver en mi cabeza aquella silueta de una mujer desnuda reflejada en el agua a la luz de luna. Ese libro vivió varios días debajo de mi cama hasta su vuelta a la biblioteca, con el vivo temor de cargármela si lo descubrían.

Después, mi afán era que las lecturas me durasen muchos días y acabé, casi sin poder sostenerlo, teniendo en mis manos "Desde la terraza" del norteamericano John O'Haara. Su personaje de Natalie me fascinó y he tomado prestado ese nombre en la próxima novela que voy a publicar: "LUGARIA." No es el de la protagonista femenina, no soy tan copiona, pero hay una inspiración...
Otro libro que me dio muchas alegrías por su grosor y por ser prácticamente interminable fue... el diccionario. En el mismo sofá verde, que servía de isla desierta, como para jugar a no pisar el suelo, pasé horas abriéndolo al azar y descubriendo palabras que inocentemente incluía en conversaciones, pensando  que eran de uso corriente y dejando a mis padres convencidos de que tenían una repipi bajo su techo.
El tiempo pasó y la formación académica terminó ordenando el caos de mis primeras lecturas, poniendo en su sitio y épocas, autores y obras. Pero los sentimientos que me regalaron permanecen y aún  viven en mi.

Dicen que leer alarga la vida. Pues no lo sé.  Pero que vives muchas vidas, y que tu mundo interior se ensancha es cierto. Y  decía Thomas de kempis: " He buscado el sosiego en todas partes, y sólo lo he encontrado sentado en un rincón apartado, con un libro en las manos".Y éso, si lo he experimentado totalmente. En aquel lejano pasado, y ahora en el presente.