viernes, 16 de diciembre de 2016

LUGARIA

¿Qué cara se le queda a un escritor cuando ve un libro suyo terminado por primera vez? Yo no lo he visto nunca, pero os puedo contar la mía. Abro, como unos Reyes adelantados, la caja, que me envía la editorial con  libros y leo: "Lugaria", mi rostro dibuja muchos gestos. De incredulidad: ¿Todo un año de escritura está ahí contenido? De curiosidad: miro la portada, contraportada, mi foto (Gracias María), estoy contenta con el resultado. Finalmente me quedo sorprendida de leer que se terminó de imprimir el día de San Juan de la Cruz, maravilloso poeta místico del renacimiento español y patrón de los mismos. Justo ahora que conozco un entusiasmo por la poesía. Un detalle que me ha hecho feliz.En resumen: mi cara dibuja una sonrisa de dicha.

Ya sabéis que no me gusta destripar los argumentos, porque es, como decía una tía mía escritora, enseñar las raíces de una planta y no es bonito. Pero algo de las "hojas" puedo contar.

En esta novela, todos los personajes son de ficción, nada tienen que ver con mi vida, ni la de mi familia, pero si viven en un mundo real; y como pasa en las obras de todos los novelistas, hay reflejos emocionales de nuestras propias vidas. He plasmado en algunos personajes alguna experiencia o sentimiento que si me pertenece. Especialmente en lo relacionado con las artes. Y os desvelaré algunos.

"Lugaria" editado por Éride ediciones
http://erideediciones.es/14473-2/


En pintura, aparece uno de mis cuadros favoritos: "Almuerzo sobre la hierba" de Manet. Me causa una gran impresión siempre que lo veo, dos veces he tenido esa suerte. Y los personajes... también tuvieron ese placer.
En literatura, hay una referencia a mi admirado Stefan Zweig. Una de sus novelas, es comentada por los protagonistas. 
Algunos nombres no son casualidad, en especial los femeninos han sido fruto de mis lecturas adolescentes. Natalie, personaje secundario, se llama así por el personaje del escritor  norteamericano Jonh O'Hara y su inolvidable "Desde la terraza".
Emily... Creo que lo adivináis... ¡Sí! Emily Brontë. La inolvidable autora de "Cumbres borrascosas" que vivió en la época victoriana.Periodo que me fascina y del que amenazo con escribir una novela en ese escenario.
En cine y música, hay guiños a la época de mis padres y a mis años juveniles. ¡Cuántas veces ponía el pinchadiscos de "Tartufo" la canción de Los Secretos "Déjame"1...que escuchan en un momento dado mis personajes.

¿De dónde salen las ideas para escribir una novela? los escritores cuentan que de una frase, una canción, una idea, una imagen, una pintura... el germen a veces es insospechado. Y esta novela no pudo tener un comienzo más divertido... salió de un armario marrón y empotrado de la casa de mi madre. Pero no os cuento más, eso lo haré en las presentaciones. La primera será en  Almendralejo en enero y en Madrid y Valencia en febrero. Os avisaré para hablaros del armario y su magia.

De los que viven en  esta obra de ficción; cómo son, sus devenires, que sienten, por donde pasean... eso ya son descubrimientos que os corresponden a vosotros lectores. Se abre la página:... empieza "Lugaria".
www.libritienda.com

jueves, 1 de diciembre de 2016

¡ES IRENE VILLA!


Conocí a Irene, hace pocos días de forma casual. Yo había acudido al Rastrillo de Nuevo Futuro para firmar ejemplares de mi libro "Viaje al ayer". Mi agradecimiento a mi amiga María LP por sus facilidades para esta firma.
De pronto la vi llegar,  también venía a firmar sus libros. Me puse contentísima de mi buena suerte, me hacía mucha ilusión conocerla. Irene, se acercó a saludarme con una gran sonrisa,  y es que sonríe de forma esplendorosa,  tienes la sensación de que todo el año es Navidad. Es natural y cercana, me enseña fotos de sus hijos, el pequeño tiene tres meses y es una adorable bolita. Me cuenta algo divertido: por la calle es habitual que le digan: ¡Es Irene Villa! y  un día al entrar en su casa, su hijo de cuatro años exclamó: ¡es Irene Villa! a lo que ella contestó: ¡Soy mamá! Me reí muchísimo con la anécdota.

La reina Sofía, que esa mañana visitó el Rastrillo, se acercó a nuestro stand y saludó cariñosamente a Irene, se conocen desde hace mucho tiempo y el afecto entre ambas es palpable.

Observo que todo el mundo la mira, quiere hacerse fotos con ella, (¡Incluida yo!) se acerca, le hablan... Ella, encantadora atiende a todos de forma simpática y amable. Y firmó un montón de libros, Irene estaba feliz de poner su granito de arena para los niños de Nuevo Futuro.

Se me ocurrió la idea de hacerle una entrevista para este blog, con el deseo  de que vosotros también disfrutéis, como yo lo hice ese rato que pasé con ella. Me dijo un sí, sin dudar. Se lo agradezco de corazón. 

Con Irene en el Rastrillo

La primera pregunta, Irene, es algo por lo que te tengo especial admiración. En tu vida has desechado totalmente el odio y el rencor. Simplemente no existen ni en tu alma, ni en tu vida. Elegiste el lado luminoso.

-¿Qué les dirías a las personas ahogadas, por un motivo u otro en el odio o rencor?

Que ese sufrimiento en el viven a causa de esas emociones tan dañinas, solo lo sufren ellas, a quienes les han hecho daño, no les llega nada de ese odio, al revés, se alegran de haber conseguido contagiarles odio, porque quién está mal, quiere que todo el mundo lo esté. Yo no permití que además de robarnos partes del cuerpo, se quedaran con mi alegría y mi paz interior también. No les iba a conceder tal privilegio.


Eres periodista, escritora, conferenciante, psicóloga, esquiadora paralímpica, tienes una fundación,  y eres esposa y madre. No me cabe duda que el papel que más te gusta es el de madre, Te delatan esas caras de felicidad mirando a tus niños. ¡Y solo tienes treinta y ocho años! ¡Y millones de cosas por hacer!

-¿Qué proyectos o actividades te harían ilusión poder hacer en los próximos años?

La verdad es que he cumplido tantos sueños, que ahora lo que quiero es facilitar a otras personas a cumplir los suyos, con la fundación hacemos que otras personas con cualquier tipo de discapacidad puedan trabajar, hacer deporte,realizarse para tener más felicidad en sus vidas. Yo, como dices, con mis tres pequeños ¡no puedo pedir más a la vida!. Seguiré escribiendo y compartiendo emociones y experiencias.


Y hablemos un poco de libros, tienes cinco  en el mercado. El último, una novela " Como el sol para las flores" Judith, la protagonista trabaja con niños de acogida en riesgo de exclusión. El libro aborda una temática dura y nació de una experiencia personal tuya en Mallorca, como cuentas en el libro. Te imagino escribiendo cuentos para niños,

-Dime ¿Cómo imaginas a un niño protagonista de un cuento tuyo? 

¡No lo descarto! De hecho queremos hacer uno a beneficio de nuestra fundación para acercar la discapacidad a los más pequeños y que todos lo vean como los míos: como una circunstancia más, pero que no te limita si tu no quieres y mucho menos es motivo de marginación. Quizá ese niño iría en silla de ruedas, pero eso sí, lo que no puede faltar es la sonrisa eterna, porque: ¡¡es la puerta abierta a todos nuestros sueños!!

Y para terminar, me gustaría hablar de tu fundación, cuya misión es transmitir valores positivos y facilitar la integración de las personas, discapacitadas o no, a través de la formación, deporte y empleo.

Me gustaría que nos contases brevemente alguna historia  que hayas vivido a través de ella y que te haya impresionado o inspirado... y si tiene final feliz ¡mejor! Sé que te gustan las historias que acaban bien y que luchas para ello.

Estamos precisamente inmersos en el proyecto estrella: la Flor Dulce de Navidad, elaborada decorada y empaquetada por personas con discapacidad intelectual y en esos obradores, todos juntos, ha pasado de todo. Desde un tren por todo el gremio de pasteleros bailando la conga con mi marido en cabeza, relaciones de amor, que surgen espontáneamente, hasta lograr puestos de trabajo para ellos en algunos grandes almacenes.

http://www.fundacionirenevilla.org/
Os dejo la web para que conozcáis la Fundación ¡Y para que os pongáis morados del riquísimo bollo de Flor Dulce de Navidad!


¡Gracias Irene! por tu tiempo y tu sonrisa;  y sigue dejándonos esas piedrecitas blancas de sabiduría  y optimismo en el camino, para que te vayamos siguiendo. Además; ¡ahora, tienes tres Pulgarcitos de ayudantes!

¡Gracias a ti! Preciosa entrevista. Ojalá este año se vendan aún más Flores de Navidad, para financiar a estas Fundaciones que colaboran cada año con nosotros, como ALARDE, DOWN MADRID  o DOWN ASTURIAS.